Cómo encender la chispa del sabor en tu cocina en tan sólo 10 minutos...
Poco tiempo después Ana había tomado la decisión de convertirse en una Maga del Sabor, siguiendo los pasos de Victoria.
 
Cada día que preparaba algo sabía que sus hijos y Antonio, su esposo lo agradecerían con una sonrisa de oreja a oreja.
 
El único que se puso triste fue el médico, porque frente a él sólo había una silla vacía que solía ocupar tan frecuentemente toda la familia.
 
Victoria siguió disfrutando de deliciosos platillos y preparándolos a la gente que más le importaba.
 
Mientras hubiera vida, podían seguir disfrutando de incontables historias.
 
Risas, miradas y abrazos que se quedan en el corazón.
 

Magia Pura.

 
Y todo con tan sólo un toque de amor.
 
Y cargada de buena intención.
 
¿Y te preguntarás que pasó con Andrés, el amigo que solía comer Sopas Maruchan?
 
Un día que no llegó Victoria, mientras estaba sentado en una banca en el parque, sonrió, meneó la cabeza y tiró su sopa a medias en el cesto de basura cercano.
 
Se levantó y decidió seguir los pasos de sus amigas.
 
Decidió invitarlas a su casa, a una reunión de amigos…él prepararía todo.
 
Y vaya que se la pasaron muy bien.
 
Andrés conectó su licuadora por cuarta vez esa noche y agregó 1 oz de ron blanco, 3 oz de jugo de piña, 1 oz de crema de coco y 2 oz de leche evaporada.
 
Escuchaban su música favorita mientras platicaban de anécdotas de aquellos tiempos.
 
Al final cortó unos triángulos de piña fresca y le puso un toque de decoración con una cereza redodita y apetitosa.
 
– ¡Listo!…¡Tal como les gusta! – Dijo. Y sirvió la Piña Colada a Victoria y a Ana.
 
 
Piña Colada
 
Los niños se habían quedado con su abuela de nuevo. Ellos a su vez disfrutaban de un chocolate caliente y un pan casero que ella les había preparado para la ocasión.
 
Antonio seguía comiendo alitas mientras tanto y no dejaba de chuparse los dedos mientras decía:
 
– ¿Sabían que las manzanas ayudan a mantener las papas más firmes por más tiempo? Es increíble cuando colocas un par de manzanas junto a las papas, ¡duran mucho más!
 
– ¿Y cómo sabes todo eso? – preguntó Victoria.
 
Antonio sólo guiñó el ojo.
 
¿Y tú?

¿Cómo iniciarás la chispa de la Magia en tu vida?

 
Empieza con una increíble selección que tenemos preparada para ti.