Esta tarta de RED VELVET CAKE simplemente está buenísima y no te la puedes perder

Esta tarta de RED VELVET CAKE simplemente está buenísima y no te la puedes perder

Esta tarta de RED VELVET CAKE simplemente está buenísima y no te la puedes perder

Ingredientes

Tarta

  • 200g de remolacha cruda
  • Zumo de 1 limón
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 125g de nata fresca
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200g de azúcar
  • 2 huevos medianos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 250g de harina de repostería
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo natural sin azúcar
  • 2 cucharaditas rasas de levadura química (tipo Royal)

Crema de queso

  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250g de queso crema, tipo philadelphia
  • 200g de azúcar glas

Preparación

Bizcocho

  • Precalentamos el horno a 170ºC.
  • Untamos tres moldes de 18cm con un poco de mantequilla y a continuación los enharinamos ligeramente.
  • Si no tenéis tres moldes iguales, podéis hacer un solo bizcocho de 22 cm y luego cortarlo en dos capas.
  • Pelamos, troceamos y trituramos la remolacha.
  • A continuación añadimos el zumo de limón y el vinagre; seguimos batiendo hasta conseguir un cremoso puré de remolacha sin grumos.
  • Añadimos la nata y seguimos batiendo hasta que se mezclen todos los ingredientes.

Red Velvet Cake

  • Vertemos azúcar y mantequilla en pomada en un cuenco y con las varillas mezclamos bien hasta conseguir una mezcla cremosa y de nuevo sin grumos.
  • Añadimos los huevos de uno en uno, no añadimos el siguiente hasta que el primero no este perfectamente integrado.
  • Añadimos la mezcla de nata y remolacha junto la vainilla.
  • A continuación vertemos el cacao, harina y levadura química, todo ello tamizado.
  • Mezclamos con las varillas hasta conseguir una mezcla cremosa.
  • Vertemos la mezcla en los tres moldes que hemos reservado, repartiendo la masa uniformemente.
  • Horneamos durante 20-25 minutos a 170ºC, calor arriba y abajo (si usamos un solo molde de 22 cm, aumentamos el tiempo a 30-35 minutos) Transcurrido el tiempo retiramos los moldes del horno, esperamos 5 minutos antes de desmoldar y dejamos enfriar los bizcochos sobre una rejilla.
  • Preparamos la crema y rellenamos
  • Mientras los bizcochos enfrian, vamos preparando la cobertura de queso.
  • Batimos la mantequilla junto al queso y el azúcar hasta conseguir una crema esponjosa y homogénea sin ningún grumo, unos 5 minutos aproximadamente.
  • Es el momento de rellenar y decorar la tarta.
  • Colocamos en el pie de tarta el primer bizcocho y ponemos la primera capa de relleno; repartimos bien con una espátula y colocamos sobre el relleno un nuevo bizcocho; presionamos ligeramente y observamos que este alienado con el bizcocho inferior; de nuevo añadimos dos cucharadas de relleno, repartimos uniformemente por la base, si sobresale un poco por los laterales no pasa nada.
  • Por último añadimos el último bizcocho y repartimos la cobertura bien por los laterales y la superficie, no es necesario que la cobertura quede perfecta.
  • Refrigeramos hasta el momento de servir.
10