Cómo preparar queso fácilmente

Cómo preparar queso fácilmente

Si eres un amante de los quesos y quieres aprender a hacer queso de una manera fácil y sencilla, estás en el lugar correcto.

El queso es uno de los productos lácteos más comunes y está, prácticamente, en cada rincón del planeta. Los mayores productores del mundo son Francia e Italia y también son aquellos que tienen la mayor variedad de quesos.

Este alimento es bastante nutritivo y en la antigua Grecia se le conocía como “el regalo de los dioses”. Y es que este alimento se puede elaborar a partir de múltiples tipos de leche:

  • de vaca,
  • de cabra,
  • de oveja,
  • de búfalo,
  • de camello,
  • y más.

Una técnica moderna y casera de preparar queso es con ingredientes que encuentras en la cocina de tu casa. Y si no, fácilmente los encontrarás en el supermercado. Esto te permitirá probar un queso hecho con tus propias manos, fresco y sin gastar mucho dinero para hacerlo. Y además, es bastante rápido de hacer. En un par de minutos puedes empezar.

Tip: Una vez que hayas elaborado tu primer queso, puedes agregar especias para darle un toque de sabor distinto.

Para elaborar este queso casero debes cuajar la leche y agregarle ácidos como el limón, vinagre o bacterias que romperán los azúcares de la leche y los convertirán en ácido láctico.

TIEMPO TOTAL: 2:00
PREP.: 0:50
NIVEL: 
PORCIONES: 2

Ingredientes

  • 1 litro de leche pasteurizada.
    Importante: La leche no debe ser de caja ni debe ser de larga duración (larga vida) porque esto puede evitar que cuaje.
  • Jugo de un limón recién exprimido.
  • 100 ml de yogur natural.
  • Condimentos a gusto (sal, pimienta, ají molido, etcétera).
  • 2 cucharadas de crema de leche (nata).

Preparación

  • Coloca en una olla de acero la leche y deja que hierva a fuego lento. Cuando comience a hervir, retira la olla del fuego y tapa el recipiente durante 20 minutos.
  • Agrega el jugo de limón, el yogur y la crema y mezcla suavemente para no generar aire durante 10 minutos.
  • Coloca nuevamente la mezcla al fuego hasta que la leche “se corte”, es decir, que veas que hay grumos separados del suero líquido.
  • En este instante agrega la sal, pimienta y los condimentos que elegiste.
  • Retira el suero todo lo posible y vierte la mezcla en un colador de quesos o en una gasa para que drene el suero.
  • Cuando el suero termine de escurrir obtendrás una pasta cremosa algo compacta que deberás amasar un poco para darle la forma del queso que desees.
  • Puedes extender las especias sobre la mesa de trabajo y hacer rodar tu masa de queso por encima para que se forme una cobertura exterior saborizada.
  • Guarda en un recipiente plástico con cierre hermético tu queso y mantenlo en refrigeración.

Deja que el queso se asiente para que así tome más sabor, y finalmente, cómelo en una rica ensalada o solo. Te encantará.

74